jueves, 30 de diciembre de 2010

Aguirre no quiere ni debatir sobre la abolición de los toros

Esperanza Aguirre se ha negado a tener en cuenta las 51.609 firmas para abolir las corridas de toros y los festejos taurinos en la comunidad, recogidas por la asociación animalista “El Refugio” y no tramita la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la abolición aludiendo “motivos económicos”.

La tramitación de la Proposición de Ley no se llevará a cabo por implicar un aumento en los créditos presupuestarios. Sin embargo, a nivel nacional se destinan más de 550 millones de euros anualmente de los fondos públicos para financiar las corridas de toros y los espectáculos taurinos. La Comunidad de Madrid no permite ni siquiera el debate para decidir si se puede debatir.

Los madrileños hablaron cuando dieron sus firmas para la tramitación de una ILP para la abolición de las corridas de toros y espectáculos taurinos en la Comunidad de Madrid y ahora es el turno de los políticos. No se tienen en cuenta los derechos de los miles de madrileños que solicitan al menos un debate. El Gobierno de la Comunidad de Madrid no es capaz de permitir que esta ILP se debata en la Asamblea igual que pasó en Cataluña, se trata de una posición nada tolerante.

Por mucho que Esperanza Aguirre se empeñe en decirnos que las corridas de toros son un bien de interés cultural, hay cientos de miles de madrileños que están en contra de las corridas de toros y de los festejos taurinos. Más de 50.000 madrileños decimos “no” las corridas de toros.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cataluña es mucho más democrática que Madrid. En Cataluña se debatió con luz y taquyígrafos y se votó democráticamente. En madrid por decretazo se dice qeu los toros son un bien cultural y ahoraa se niega a debatirse siquiera.

Anónimo dijo...

muuuuuuuuuu, muuuuuuuuu, muuuuuuuuuu
ole, ole ole,

Susana de Reoyo dijo...

Como se lo va a plantear ,si es una ferviente admiradora y defensora de que es un bien cultural,me parece a mí que esto de las firmas y las manifestaciones se está quedando un poco insuficiente.