domingo, 2 de enero de 2011

Álvarez-Cascos pierde, Esperanza Aguirre pierde

La derrota de Álvarez-Cascos es una derrota de Aznar, Esperanza Aguirre y de todo el sector más ultra del PP. La baja que ha presentado Cascos como afiliado en el PP es un ejemplo más del lío que hay en un partido que alberga desde la derecha hasta la derecha más extrema.

Álvarez-Cascos estaba avalado por Aznar y Aguirre. Rajoy tiene dentro del partido a radicales muy influyentes que quieren tirar del PP todavía más a la derecha. Rajoy siempre se muestra débil ante ellos, siempre escurre el bulto, siempre está dubitativo y siempre le estalla en la cara. Esto demuestra que no está preparado para dirigir un país.

Esperanza Aguirre, por su lado, dio hasta una rueda de prensa diciendo que "la inmensa mayoría de dirigentes nacionales" de su partido apoya la candidatura de Cascos para la Presidencia de Asturias. Es también una nueva derrota de la lideresa. Incluso su Consejera de Educación, Lucía Figar, se permitió hacer futuribles, fallidos, por cierto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

por eso no hay un partido fascista en españa, porque los fascistas están en el PP.

casco para moto ruby dijo...

muy bueno!