miércoles, 5 de enero de 2011

Que Esperanza Aguirre no boicotee la ley que regula dónde fumar

La Ley que entró en vigor el 2 de Enero no es una ley que prohíba fumar, sino que regula dónde no hacerlo para proteger a los no fumadores, a los menores, a las mujeres embarazadas y a los trabajadores de la hostelería.

Hay que destacar la normalidad con que se ha acogido la nueva ley del tabaco, algo que demuestra la responsabilidad y el civismo de los españoles. Era lo esperado, los ciudadanos de nuestro país no son menos responsables que los italianos, franceses o irlandeses.

Esperemos que líderes del PP y dirigentes institucionales como Esperanza Aguirre den ejemplo de civismo y responsabilidad, pues no sería la primera vez que boicotean una ley estatal o llaman a la insumisión de otras.

Hay que recordar que hubo unanimidad en la aprobación de la Ley y un apoyo claro a su cumplimiento por parte de todas las comunidades autónomas en el último Consejo Interterritorial.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues se lo está pensando. No por nada ni por defender a nadie. Es sólo por sacar rédito político a favor suyo.

Anónimo dijo...

Lo hará

Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista dijo...

Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista

Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista


Libertad para los fumadores. No a la inquisición socialista

Anónimo dijo...

No creo que fomentar que los camareros hagan de policias y los vecinos de delatores anónimos pueda tener nada que ver con el progresismo.

La excusa para esta ley es proteger la salud de los trabajadores de hosteleria. ¿Alguien les ha dado a elegir si prefieren arriesgarse a la posibilidad de contraer un posible supuesto cáncer en unas décadas frente a la seguridad de quedarse en paro en poco tiempo , cuando ya tenemos 4 millones de parados?

¿La próxima ley será para proteger a los mineros que sufren silicosis? ¿A los trabajadores que han sufrido el amianto durante décadas? ¿A los que trabajan con productos quimicos peligrosos? ¿Habrá una ley que impida que se caigan los albañiles de los andamios?

Me temo que no, puesto que sería atacar cuestiones económicas básicas del capitalismo.

Pero esta ley SI sale adelante como cualquier imposición cultural de los gringos.

Pero lo mejor de todo es que si Zapatero tiene alguna oportunidad de perder votos no la desaprovecha. Tener como enemigos a todos los camareros del Estado Español es de una agudeza política sin parangón.

dospalos dijo...

Para el primer anónimo. Libertad para los no fumadores. Gracias a la protección de cualquier gobierno. Los fumadores no son santos mártires perseguidos por nadie. Sólo se prohíbe llevar a cabo una actividad nociva en determinados lugares públicos. Así de sencillo. A ver si les entra en la cabeza, son menos del 30 por cierto de la población, ya era hora de que el restante 70 por ciento se viese perjudicado en muchos sitios por el vicio (que no hábito) y por la decisión de envenenarse de unos pocos. Si ellos deciden envenenarse, allá ellos, pero que lo hagan donde no molesten. ¿Si yo tengo el hábito de fumar chinos (cocaina) tengo el derecho de hacerlo en un lugar público fastidiando la salud a los que están junto a mí? No, ¿verdad? Pues que aprendan: son dogradictos, que vayan pensando en curarse.

Gaspar Llamazares dijo...

Me sorprende la enardecida defensa del derecho al tabaquismo y la critica a la ley como restricción a la libertad . No ocurre lo mismo con el derecho al trabajo a la vivienda o a una información veraz . La ley protege a los no fumadores y a los trabajadores de la hostelería . Nada mas y nada menos .