viernes, 4 de marzo de 2011

Acabar con la dictadura de Gadafi, sin intervención extranjera.

La dictadura de Gadafi está a punto de caer. Ya solamente controla Trípoli y a una parte del ejército. El resto de Libia ha dicho basta y el ejército e instituciones del régimen se resquebrajan. La sangrienta represión no ha parado al pueblo y la juventud libia. Pero Gadafi está dispuesto a morir matando.

Hay que rechazar que haya intervención o injerencia externa en Libia. No debe producirse una intervención militar estadounidense o europea, enmascarada como "operación de rescate", con la excusa de asegurar que no se corta la producción de gas. Tampoco se debe cerrar las fronteras europeas a la emigración refugiada.

La izquierda política y sindical debe expresar su solidaridad con la lucha del pueblo libio y los demás pueblos de la zona. Mientras la Unión Europea aún duda entre expresar su rechazo o su apoyo a esos dictadores por miedo a perder sus negocios en el petróleo o las armas, los trabajadores de España y Europa sólo pueden ganar si esas revoluciones conquistan libertades democráticas.

Se escribe sobre este tema en otros blogs:
Quien mucho abarca, Ceronegativo, Kabila, Ciberculturalia, The Fuente Palmera Times, Punts de vista, Maldice que no es poco,Ventanas del Falcón, El blog de Juan Gascón, Viramundeando, La Rueda del Tiempo, Les coses d’en Jomi, La Ratera, Agua va!!, Desde la cantera, Moscas en la sopa, Multiverso Incognoscible, La terca IUtopia,...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Supongo que el PSOE aplicará el mismo críterio crítico que aplico a la intervención de IRAK. Porque a la de AFganistan no lo ha hecho. En este caso ¿como actuará?