miércoles, 13 de julio de 2011

El Alcalde de Alcorcón (PP) tiene en la deuda la excusa perfecta para no invertir en políticas sociales

  Lo primero que ha hecho David Pérez, el nuevo Alcalde de Alcorcón del PP, es declarar a nuestra ciudad en quiebra técnica. Por supuesto, como político de derechas la culpa no se la ha echado a las exigencias de reducción del déficit que nos imponen la oligarquía financiera.

Ha culpado de la situación al anterior gobierno del PSOE e IU, que se lo ha gastado, por ejemplo en hacer 7 de las 9 escuelas infantiles que se han construido en Alcorcón en los últimos años, escuelas que no ha querido construir la Comunidad de Madrid.

El Alcalde tiene la excusa perfecta para no invertir en políticas sociales, así que no reclamará dinero a la Comunidad de Madrid. Recortará, recortará y dejará el Ayuntamiento de Alcorcón reducido a su mínima expresión. Y los primeros en empezar a sufrir estos recortes son los empleados municipales que, como denuncia CCOO, en la nómina de este mes de junio no van a cobrar la Bolsa de Vacaciones.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Efectivamente.
Igual que muchos empresarios sin escrúpulos, "déficits" y "desajustes" les sevirán para justificar casi todo. Sin que exista la justificación objetiva de tomar esas medidas

Y qué curioso que siempre metan la tijera en los mismos sitios: donde sus amigos pueden sacar tajada.

un saludo, ventans del falcón