martes, 19 de julio de 2011

Esperanza Aguirre cede el 35% del currículo a los centros: atentado contra la equidad y favor a la privada-concertada

  El decreto aprobado por el gobierno de Esperanza Aguirre, por el cual se cede a los colegios e institutos el 35% de las competencias curriculares persigue minar la educación como servicio público.

La diferenciación y la especialización de los centros mediante esta cesión por parte de la Comunidad de Madrid, así como el establecimiento del Área Única Educativa que persigue Aguirre suponen un grave retroceso en la concepción democrática del sistema educativo con el objetivo de generar desigualdad. Las medidas aprobadas por el Gobierno de Aguirre buscan minar la educación como un servicio público y favorecer a la escuela privada-concertada para que pueda expandir su ideario religioso.

Lo que sería necesario es el aumento en la inversión para garantizar que todos los centros públicos de la Comunidad puedan poner en marcha los proyectos de innovación que presentan. De no ser así, todas estas medidas sólo servirían para favorecer a la educación privada que, al disponer de autonomía económica, podrían aplicar el decreto, en un ejercicio de competencia desleal con la educación pública.

1 comentario:

Anónimo dijo...

el nacional cagtolicismo ace ha"!!!!!!!!!!