lunes, 18 de julio de 2011

No al PP (El error de IU de Extremadura. Cayo Lara y Llamazares tienen razón)

  Extremadura, y en contexto diferente Álava, son escenarios en que el PP ha conseguido el gobierno de la Junta de Extremadura y la Diputación de Álava. El asunto, grave, es que IU o EBB lo hubieran podido impedir: con el voto contra el PP en Extremadura (la votación a favor del PSOE hubiera sido en todo caso en otra tanda de votaciones a la segunda minoría autonómica), y el voto al PNV en Álava. No ha sido así. Todo a pesar de que la campaña autonómica se ha realizado con la cobertura y la orientación política federal de IU, y de su coordinador federal Cayo Lara, basada en la orientación de "Ni por activa ni por pasiva, y ni por acción u omisión, IU permitiría un gobierno PP".

También nos encontramos que esa decisión de IU en Extremadura o en Álava, cuenta con cierta simpatía entre gente obrera y jóvenes de otras partes del Estado. Se tiene tal odio a las políticas derechizadas del PSOE que parece que se pretende combatir estas políticas del PSOE y al mismo PSOE a cualquier precio, incluido el de valorar más el cambio en el gobierno que el contenido de clase de la fuerza política que parece como tal cambio, es decir la representación más directa, conservadora y reaccionaria de la burguesía y la derecha con el PP.

En Extremadura el resultado electoral ha sido un Parlamento de la Junta con 32 escaños para el PP, 30 para el PSE-PSOE, 3 de IU. Es decir mayoría parlamentaria de las izquierdas, 30 + 3 = 33 frente a los 32 del PP. En cambio el gobierno de la Junta ha quedado en manos del PP.

Este resultado por la omisión en forma de abstención de IU, afecta profundamente a la base electoral del PSOE y de IU, a la población extremeña, y a la línea de flotación de IU. A ojos de una mayor parte del electorado español esta actuación de IU aparece como que favorece que gobierne el PP en vez del PSOE, lo cual puede dar alas al PP en su camino hacia el gobierno estatal. En nuevas contiendas electorales la base social puede pensar que el voto a IU no es para impedir el acceso al PP al gobierno además de castigo al PSOE.

Como colofón, la autoridad de la dirección Federal, y en primera instancia el coordinador federal, queda muy mermada y afectada por la disfunción entre la orientación principal de la campaña y la resultante práctica de votos que no se traducen en contra del PP. La dirección federal surgida de la 9ª Asamblea queda en entredicho y desautorizada por Extremadura y Álava.

Expongamos las razones que se barajan y los mitos en liza:
- "Las políticas del PSOE y el PP son las mismas, perjudican a la gente trabajadora".
- "El PSOE y el PP son lo mismo, no son de izquierdas, o son los dos de derechas, son caciques, gobiernan para la clase dominante".
- "El PSOE ha pactado con el PP las políticas y perjudicado a IU".
- "El que gane el PP hará reaccionar y habrá pelea, IU podrá entonces capitalizar la reacción".
- "El PSOE se lo tienen bien merecido, la gente lo ha castigado y no le ha votado suficiente para gobernar".

A estas razones hemos de reflexionar con las siguientes, entre otras:
1. Con la victoria del PP se perjudica seria y objetivamente las condiciones de la clase trabajadora.

2. El PP hará un ataque mucho peor a la clase trabajadora y a la población; simplemente las condiciones objetivas trabajadoras sufrirán más y serán más dañinas; será más difícil construir alternativa de izquierdas a partir de la izquierda que ha permitido el gobierno y las políticas de la derecha.

3. Se alejan las posibilidades de construir alternativa de izquierda, pues esta victoria del PP es con la aquiescencia y favorecida por la actuación política de IU (por abstención o voto de la propia IU, pero no contra ni impidiendo al PP).

4. Se produce una discrepancia entre la militancia y la población votante de IU. Si bien es cierto que la base electoral no ha dado los votos y ha retirado la confianza o se ha desencantado del PSOE por sus políticas, es claro que las elecciones permitían juntar los votos del PSOE e IU, al menos en la investidura para que no gobernara el PP. No juntar los votos de IU con los del PSOE es un ejercicio de ceguera política, pues la conclusión lleva a considerar no útiles o hasta contraproducentes los votos a IU para frenar y combatir el progreso y gobierno del PP. Si un Parlamento es de mayoría de las izquierdas va a ser difícilmente digerible que se pueda hacer entender que una política y unos votos de izquierdas conlleva que el resultado sea un gobierno de la derecha (PP).

5. Igualar al PSOE con el PP es una confusión política mayor. Incluso en las peores políticas derechizadas el PSOE se debe y está obligado a unas migajas, a tender algo la mano izquierda, para corresponder a su base social y electoral trabajadora. En cambio el PP con su victoria, gracias a la abstención o al no votar en contra por parte de IU, genera una mayor desazón, desánimo y desmoralización entre la clase trabajadora.

6. El PSOE puede tenerlo bien merecido, pero no la población votante del PSOE y de IU.

7. El generar confianza política (avalar) en la bondad de un cambio del PSOE al PP, es renunciar a construir izquierda pues se esconde el contenido de clase del cambio; es un cambio reaccionario.

8. La dirección de IU federal ha actuado con la orientación adecuada: "Ni por activa ni por pasiva, y ni por acción u omisión, IU permitiría un gobierno PP".

9. La base militante que permita el gobierno del PP se convierte objetivamente en un caldo de cultivo para las opciones populistas más a la derecha (PP, UDyP). El voto en los barrios obreros por parte de la gente obrera y joven al PP y a la ultraderecha comparten esa desesperación vivencial y política, eso nubla la razón y la conciencia, y ante el "todos son iguales" se echan en manos de la reacción descarnada.

10. La lucha contra las políticas de la derecha, contra la derecha, el PP, forma parte de la educación ideológica y política de la clase trabajadora y de su juventud, es un elemento básico de su conciencia y construcción como clase independiente cuyo enemigo principal es la burguesía, por lo tanto de cualquier alternativa que se pretenda de clase y de izquierdas.

Leer más:
Al PP NO, en Extremadura y en Álava.
IULOGIA: Nueve+una notas sobre el caso de “IU-Extremadura”
Mitos del ni uno ni otro que benefician al PP.
Extremadura: La credibilidad de IU en entredicho
Castigos y odios que favorecen al PP
PP no, CiU tampoco

14 comentarios:

Anónimo dijo...

votar IU = votar PP

Anónimo dijo...

No me convence. Más tarde me curro una contestación.
fdo:nunglo

Uno de IU dijo...

oye, que los de IU del resto de España no haríamos la burrada de los de Extremadura. En IU tenemos la conciencia de que la derecha es el enemigo.

Los de extremadura son unos sectarios.

Andaluz votante de IU (o no) dijo...

@Uno de IU:
¿Los del IU del resto de España no haríais lo msimo que en extremadura?
No me lo creo, sólo hay que escuchara impresentables como SÁNCHEZ GORDILLO.
Temo que en Andalucía el PP no saque mayoría absoluta y IU se niegue a cerrar el paso al PP.

Yo como andaluz, si IU no dice bien claro que PSOE+IU pueden parar al cacique de Arenas, no les votaré.
Votaré a Griñán con la nariz tapada.

Anónimo dijo...

Los extremeños no queremos conseguir lo que habéis conseguido en Madrid, que de tanto apoyar al Psoe para que haga políticas de derechas, los madrileños hayan decidido votar a la autentica derecha, el pesebre ya olía mucho en extremadura, tenía mas fuerza el pesebre que el gobierno.

Anónimo dijo...

antes de anunciar la abstención de sus tres diputados en la investidura extremeña, IU había conseguido que socialistas y populares asumieran sus exigencias de cambio en la ley electoral regional, una reforma fiscal para que los grandes terratenientes paguen más y se recupere el impuesto del Patrimonio, una ley de renta básica y el mantenimiento de todos los servicios sociales; decidida la abstención, se satisfacía además el deseo de la inmensa mayoría de la militancia a la que se consultó en referéndum.

En vez de erigir un monumento a la federación de Extremadura, lo que la dirección nacional se plantea ahora es si expedienta a todos o a unos pocos al entender que han causado un daño irreparable a su discurso político por no cerrar el paso a la derecha. ¿Que qué hacían los que ahora piden cabezas cuando Ezker Batua, la sucursal vasca, gobernaba en coalición con el PNV, nacionalista y de derechas, a mayor gloria de Javier Madrazo? Pues aplaudir con las orejas.

Sorprende que lo de impedir los gobiernos del PP se haya convertido en un mandamiento que, al parecer, sólo IU debe cumplir. ¿Acaso el PSOE no habría podido impedir la llegada al poder de los populares dando a IU la presidencia extremeña? Dirán que esto habría sido un disparate porque la coalición era la tercera fuerza política, pero basta con remontarnos a 2003 y situarnos en Cantabria para tener otra perspectiva: el PSOE, con 13 diputados, cedió el gobierno a los regionalistas de Revilla (8 diputados) para impedir que el PP, la fuerza más votada con 18 diputados, se hiciera con la Comunidad.

Ni la abstención es un cheque en blanco ni resulta descabellado que después de casi 30 años ininterrumpidos en el machito llegue otro partido y airee la casa, que el ambiente se vicia mucho con las ventanas cerradas. Así lo entendieron los afiliados de IU, antes de que lo urgente fuera encontrar un buen psiquiatra.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo. A mí me da igual quién gobierne de los dos porque PP y PSOE son lo mismo.

ventanas del falcon dijo...

PP y PSOE son casi iguales en cuanto a política económica, CASI, no lo mismo.

EJEMPLOS:
1. En Madrid el gobierno del PP de Esperanza Aguirre invierte un 2.49% en relación al PIB en Educación (la que menos de toda España); En Extremadura el gobierno del PSOE de Vara ha invertido un 4.4%, (la que más de España). Por cierto, un 4.4 es también insuficiente, que conste, hay que ir más allá del 7% para igualar a Finlandia o Suecia. A ver cuánto invierte el PP de MOnago a partir de ahora.

2. El anterior gobierno de PSOE-IU en Alcorcón, al contrario que el el Móstoles del PP, puso pizarras digitales en todos los coles.

También Alcorcón PSOE-IU ha construido 8 escuelas infantiles. En Móstoles, ninguna.

David dijo...

La campaña de IU-Extremadura fue hecha haciendo oposición al PSOE. Si entrega al gobierno al PSOE ¿No estará faltando a su palabra? Ellos fueron los que hicieron la campaña día a día, los que utilizaron su esfuerzo para conseguir esos votos.

El PP y el PSOE no son lo mismo, están en el mismo sitio, pero no son lo mismo. No niego eso. Pero hay un simplismo en homogeneizar el PSOE en todos los lugares y todas las circustancias.

En la situación concreta de Extremadura los compañeros, los que se han trabajado, los que se han tenido que enfrentar a las condiciones materiales de Extremadura han visto que el PSOE les ningunea, les ataca, que hace política caciquil, enchufista y que por si fuera poco, no tienen palabra. Dándose el caso de que acordando un programa y un gobierno conjunto, pasen un kilo del mismo y dejen tirada a IU. Eso hay que entenderlo.

Hacer análisis sobre el electorado, como el que tiene una bola de cristal es falaz. Si IU vota al PSOE el electorado puede pensar que IU y PSOE son lo mismo, que si quieren desplazar al PSOE a la izquierda va a dar igual porque IU le da el gobierno sí o sí, hagan lo que hagan, tengan o no palabra. Por lo que ese electorado se puede hartar y votar al PP, puede irse a la abstención o puede crear una formación que compita. Como ves mi análisis no es descabellado y es contrario al que tú has hecho.

También están los abstencionistas desilusionados con la política, que al ver que IU hace una forma de política distinta, que pregunta a sus bases que hacer, se entusiasman en la próxima y votan a IU o algo mucho mejor, se afilian a IU (cosa que está sucediendo).

Fuera del debate electoralista, sobre si subes unos votos hoy, mañana o pasado. Hay algo por encima de eso que debe ser una seña de identidad. Si IU no es capaz de asegurar el cumplimiento de su programa, si no es capaz de asegurar un giro a la izquierda, entonces IU no ha de apoyar a ninguna formación, independientemente de que le quite votos o le dé votos. Porque lo importante no son las siglas, la propaganda, etc.. son los hechos.

El candidato del PP hizo un discurso escorado a la izquierda, el PSOE hizo otro en la misma sintonía, así que algo ya ha pasado. Si el PP comienza a hacer presupuestos que ataquen a los ciudadanos, ahí estará IU votando en contra ¿Votará el PSOE en contra? Eso es lo que habrá que ver. Pero por lo pronto muchas bocas que alimentaba el PSOE, muchas redes clientelares, deshonestas, con actitudes facistoides y demagogas, están sin algo que llevarse a la boca. Probablemente ahora ya no se atrevan a romper un gobierno con IU o un acuerdo programático, cosa que sí hacían antes, porque si lo hacen sabrán que no van a votarles en el parlamento extremeño.

Willy dijo...

No soy de IU, pero tengo grandes y buenos amigos en IU, que hoy sienten vergüenza de lo que han hecho en Extremadura. Yo soy del PSC y aunque me duela, creo que han hecho lo correcto y matizo, lo correcto para que en un futuro los votantes de IU se lo piensen dos veces antes de votar a IU, porque en Canarias votar IU es votar Coalición Canaria (por cierto yo estoy en contra del Pacto PSOE-CC y soy uno de los que piden Congreso Regional Canario ya) y en Extremadura, parte de Andalucía y parte de Madrid, votar a IU es votar al PP y es bueno que todos sepamos donde estamos.
Salud y República

David dijo...

Querido Willy miembro del PSC. La realidad en canarias es que votar al PSOE es votar a Coalición ¿Con quién están gobernando? ¿Con quién se han repartido cargos? ¿Qué programa han acordado eh?

Ten un poquito de vergüenza antes de decir que votar IU es votar Coalición. Porque IU nunca ha gobernado con Coalición Canaria, cosa que sí hacen ustedes. Su único planteamiento es ¿Cuánto presupuesto puedo tocar? ¿Cuántos cargos puedo repartirme? Cuando en IU-Extremadura el planteamiento ha sido ¿podemos hacer política de izquierda? Y ahí unos optaron por que no se podía y otros que sí votando al PSOE, pero en ningún caso fue un reparto de poder.

Si fueras mínimamente de izquierda Willy te irías del PSC, pero como no lo eres, ahí permaneces e intentas intoxicar a las otras formaciones.

Anónimo dijo...

El PSOE puede tenerlo bien merecido, pero no la población votante del PSOE y de IU. Buena frase.

Anónimo dijo...

Pues como votante de IU estoy ENCANTADO con lo que han hecho en Extremadura ¿cómo pueden apoyar con su voto a un partido antidemocrático como el PSOE? sí, he dicho bien, porque una democracia donde una persona no es igual a un voto no es verdaderamente democrático.

¿Cómo iban a pedir el voto para IU si finalmente apoyan al PSOE? en ese caso es MUCHO MÁS RENTABLE votar al PSOE por la ley D'Hont...

Y con ese razonamiento volvemos a la falacia de democracia PPSOE...

K.

alberto dijo...

si no se cambia la ley electoral, nunca vamos a poder demostrar que se pueden hacer políticas de izquierda. El PSOE, no solo está acabando con la idea de la socialdemocrácia sino que va a conseguir arrastrar a IU en su fracaso. Sin el compromiso firme del PSOE para cambiar la ley..ni un solo apoyo.