lunes, 29 de agosto de 2011

Los profesores madrileños no piden cobrar más; piden más recursos para sus alumnos y que no despidan a 3.200 profesores

  Lucía Figar, la Consejera de Educación del Gobierno regional de Esperanza Aguirre, ha anunciado que los profesores recibirán un incremento salarial "significativo", cuyo importe no ha precisado, "por ampliar su jornada lectiva de 18 a 20 horas semanales". Esto lo hace a dos días de la gran asamblea de profesores que decidirá las distintas movilizaciones.

Las movilizaciones suceden en un contexto en el que el gobierno de Esperanza Aguirre ha recortado 125 millones de euros en la escuela pública y prescindirá de 3.200 profesores interinos que trabajan como docentes en centros públicos de secundaria, un 12.5% de la plantilla. A estos 3.200 profesores menos hay que añadir a los 2.500 despedidos el año pasado.
Los profesores trabajan 37.5 horas semanales, no 18
Lucía Figar dice que no hay ningún recorte ni ningún despido. Argumenta que la crisis justifica los recortes, a pesar de que el gobierno del PP en la Comunidad de Madrid regala 900 millones de euros a la educación privada-concertada.

Además, Figar ha escogido la táctica de desprestigiar a los profesores diciendo que sólo trabajan 18 horas a la semana. Ella sabe que no es así, que las horas lectivas llevan detrás horas de preparación, a parte de la labor tutorial que desempeñan los profesores. Lucía Figar sabe que la jornada de un profesor es de total de 37.5 horas semanales.


Los profesores no quieren limosnas a cambio de recortes
La promesa de subida salarial tiene como objetivo la división del profesorado y el desprestigio, disfrazando de codicia lo que solo es defensa de la educación pública. Los profesores no piden migajas ni aumento de sueldo, se pide que no desmantelen la educación pública. Los profesores no piden cobrar más, quieren que vuelvan los profesores despedidos y que se invierta más en educación.

El aumento de salario "significativo" a los profesores tiene como objetivo intentar calmar los ánimos, para dividir a la comunidad educativa, para echar una cortina de humo y no explicar las graves consecuencias que para la calidad de la educación pública van a tener estas medidas y para olvidarse de otras medidas, estrategias y recursos que van encaminados en la misma dirección.

La "subida"salarial incide en comprar voluntades.

6 comentarios:

a la huelga!!!!!!!!!!!! dijo...

comparto y difundo
a la lucha
por una huelga general en la enseñanza

Anónimo dijo...

horario profe:37,5 horas/semana:
20 horas en el aula,
12 en guardia, biblioteca, patio, tutoria, padres, clasustro, junta evaluacion,...
5,5 en preparar clases,correguir,

Anónimo dijo...

37,5 horas, que pena.
Si no quieres el puesto dejalo y buscate otro trabajo....
Ah no que es fijo y si eres un inutil no te pueden echar...... los más te impondran una "baja larga" para que n incordies....

Anónimo dijo...

37,5 horas, que pena.
Si no quieres el puesto dejalo y buscate otro trabajo....
Ah no que es fijo y si eres un inutil no te pueden echar...... los más te impondran una "baja larga" para que n incordies....

@junkalb dijo...

La educacion es importante que las personas desarrollen su inteligencia y no hagan un comentario como este:

37,5 horas, que pena.
Si no quieres el puesto dejalo y buscate otro trabajo....
Ah no que es fijo y si eres un inutil no te pueden echar...... los más te impondran una "baja larga" para que n incordies....

Anónimo dijo...

"37,5 horas semanales ..." ¿Cómo se puede mentir tan descaradamente? Cuántos profesores habrá en todo el estado español que hagan eso? Poquísimos, si es que hay alguno. Creo que este señor está confundiendo las horas de DEDICACIÓN según el convenio, con las de PERMANENCIA. Por ejemplo, en el País Vasco, las horas de dedicación en secundaria son 30, pero las de permanencia son 23. Se SUPONE que un profesor puede llegar a dedicar hasta 30 horas semanales a su trabajo, es decir, que además de esas 23, puede tener que dedicar, bien en el centro o bien en su casa, hasta 7 horas más a la semana a corregir, a preparar clases, a investigar, etc. También es verdad que hay 3 evaluaciones anuales, y que las reuniones de evaluación están fuera de esas 23 horas. ¿Qué es lo que ocurre en la práctica? Que cualquier profesor se puede marchar tranquilamente a su casa tras trabajar en el centro esas 23 horas, que incluyen 17 o 18 horas lectivas, reunión de turores si se es tutor, reunión de departamento, hora de reunión para padres, y algunas guardias. Por supuesto, alguna hora más se mete siempre, entre otras cosas porque muchos profesores tienen huecos en el horario y no tienen tiempo de ir a casa y volver. Pero ojo, esos huecos no son horas de trabajo obligado, porque quedan fuera de las 23, y muchísimos profesores las aprovechan para hacer recados, tomar algo, ir a hacer cualquier gestion, etc., lo cual es total y absolutamente legal, porque las horas de trabajo que se les exigen son únicamente esas 23 y a partir de ahí, cada uno se organiza como quiere. Los habrá que dediquen mucho tiempo a la preparación, pero otros dedican muy poco.
Los alumnos de secundaria tienen un horario de 30 horas como máximo, incluyendo los recreos. Si alguien tiene curiosidad sobre cúanto trabajan los profesores en los centros, que se acerce a cualquier instituto, y vea cuántos profesores encuentra después de que finalicen las clases, siempre y cuando no haya una reunión convocada. Porque si lo que dice este señor fuera verdad, no hay muchas opciones:
a) entran a trabajar antes de que vengan los alumnos: ¿quizás a las 07:00?
b) todos los días trabajan en el centro al mediodía.
c) trabajan las 30 horas completas que los alumnos pasan en el centro más otras 7,5 horas después de que se marchen los alumnos.
d) trabajan en el centro los fines de semana.
¿Se les ocurre alguna otra opción?
Por favor, menos cuento.