martes, 6 de septiembre de 2011

Solo la lucha paga: Aguirre y Figar querían privatizar un colegio público de Móstoles pero han tenido que dar marcha atrás

  El día 1 de septiembre, el edificio del Colegio público Enrique Tierno Galván de Móstoles, que acaba de ser fusionado con otro centro público, había sido ocupado por un centro concertado que ofrece enseñanzas de Secundaria, PCPI y Ciclos formativos de FP.

Este regalo de la administración del gobierno regional de Esperanza Aguirre a una entidad privada se producía en medio de unos recortes salvajes que esta sufriendo la enseñanza pública, y que también se han dejado sentir en Móstoles.

Esta decisión supone un verdadero robo a todos los mostoleños, ya que un bien de todos se dejaba en manos privadas. Además, la creación de este nuevo centro concertado supondrá, de materializarse, perjuicios en la escolarización del alumnado de la zona y un deterioro de la oferta publica educativa.

El 5 de septiembre la Dirección de Área ha comunicado a los representantes de los trabajadores que da marcha atrás en su proyecto de regalar este edificio y que el centro concertado no se abrirá este curso. Este anuncio ha sido posible por la presión que la movilización social contra los recortes está logrando y sólo seremos capaces de mantenerlo si la movilización continua.

1 comentario:

Anónimo dijo...

excnt