miércoles, 9 de noviembre de 2011

La marea verde ha parado a la Fundación Botín

    Sólo la lucha paga. La presión de la Marea Verde ha evitado la presencia de profesores de la secta ultraliberal del programa “Empieza por Educar” que la Consejera Lucía Figar intentó colocar en los centros públicos de la Comunidad.

La Consejería de Educación admite que el proyecto ha quedado suspendido. "Ha sido difícil conciliar la difícil situación actual con la misión que queremos llevar a cabo", reconoce el director general de la Fundación, Javier Roglá. Roglá presentó el proyecto el pasado 11 de febrero en la Casa de América de Madrid junto con la presidenta del Banco Santander en Reino Unido, Ana Patricia Botín, la consejera Lucía Figar y el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta.

Figar anunció entonces que en septiembre se incorporarían a la docencia "los alumnos más brillantes y capaces". El objetivo del proyecto era seleccionar a graduados universitarios en diferentes áreas para que a través de un máster y una estancia de dos años en un instituto desfavorecido se formarán como profesores.

El anuncio del proyecto agitó a todas las plataformas en defensa de la escuela pública. En diferentes foros y por internet ha circulado la iniciativa como la pólvora y los profesores vieron en el proyecto auspiciado por las fundaciones del sistema financiero español una vía más de privatización del sistema educativo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto es un Gol de Señor por toda la escuadra.