martes, 31 de enero de 2012

Rajoy y Wert quieren cargarse la FP: menos oportunidades para el empleo

    La propuesta del gobierno de Rajoy respecto a la edad de inicio del Bachillerato, distanciará la formación profesional de un itinerario formativo equivalente a otras enseñanzas, ya que los alumnos que no repitan curso, que con 15 años estén en disposición de elegir un itinerario que les conduzca a la formación técnica para el mundo laboral o el bachillerato, mayoritariamente no van a optar por la formación profesional, porque son todavía alumnos muy pequeños.

De esta forma, la formación profesional, sobre todo los grados medios, quedará como alternativa a los alumnos de familias que no puedan soportar el coste de una enseñanza universitaria (también cada vez más cara) y para desaguar el fracaso escolar, en vez de evitarlo y prevenirlo disponiendo recursos en los centros para conseguir el progreso académico de todos desde la etapa infantil hasta la secundaria.

Esta reforma no va a permitir consolidar la formación profesional necesaria para transformar el modelo productivo, ya que en España tenemos un déficit de trabajadores con cualificaciones intermedias, lo que repercute en las posibilidades de empleo del conjunto de la población.