martes, 20 de marzo de 2012

El 29-M estaré en un PIQUETE

    En las huelgas generales de 2002 y 2010 estuve en un piquete. El próximo 29-M volveré a estar a las 0:00 en la sede de un sindicato de mi localidad para participar nuevamente en un piquete.

La palabra “piquete" es un término despectivo extendido malintencionadamente por la clase empresarial para desprestigiar a los trabajadores organizados. Un piquete es un grupo de trabajadores que informan. Dicen que los piquetes obligan a cerrar negocios (lo que no ocurre generalmente) y que eso no es democrático, hay que preguntar: ¿y sí que es democrático amenazar a los trabajadores con la suspensión de su contrato si secundan la huelga?

De modo que, ¿alguien me puede decir por qué es peor y poco democrático el “piquete” (grupo informativo de trabajadores) que informa, aunque se exceda en algunos casos (los menos) de la situación tan deplorable que vive el país y por qué se hace una HUELGA GENERAL que el empresario que coacciona, extorsiona, amedrenta, despoja de sus derechos, atropella, envilece, desprestigia,... para conseguir el triple de los beneficios que le pertenecen?

Todo el mundo debe saber que las grandes empresas españolas han aumentado sus beneficios en la última década un 73% -las que más de Europa- mientras los costes laborales sólo aumentaron en el mismo periodo un 3,7%, cinco veces menos que en la UE-15; además la tributación fiscal efectiva de las empresas grandes no supera el 10% (un tercio del tipo nominal del Impuesto de Sociedades).

Así pues, tenemos que estar todos en la calle el día 29 de marzo. Haciendo caso omiso a informaciones manipuladas de periódicos, radios y televisiones al servicio de la clase empresarial y el partido que mejor la representa, el PP. Hay que estar el 29-M en la calle, porque, los trabajadores hemos sido agredidos por el neoliberalismo. Un servidor lo tiene muy claro: Estaré en un grupo informativo.

3 comentarios:

Outsider dijo...

El piquete es necesario. Como decía aquel diplomático inglés, se negocia mucho mejor con un acorazado amarrado en el puerto de la ciudad que sin él. Sin embargo, la preparación de la huelga se hace antes, es decir, ahora. Es tiempo de salir a la calle y hablar con los trabajadores y explicarles lo que sucede, sin miedo a entrar en el debate.

Y si el piquete ha de hacer de acorazado,que lo haga contra la policía (o la patronal) y no contra trabajadores que, por desinformación u otras circunstancias, 'optan' por no ir a la huelga.

Anónimo dijo...

A ver como lo explico, me parece bien que existan piquetes informativos, pero simplemente eso informativos que respeten la voluntad y la libertad del resto.
No estoy de acuerdo con los sindicatos en nada desde hace muchos años, ya que a mi fueron ellos los que me jodieron y beneficiaron a la patronal, esta huelga ya no sirve para nada, donde realmente hay que hablar y castigar es en las urnas. La huelga se tendría que haber echo mucho antes, no ahora que el pescao esta vendido y los sindicalistas untados.

Pablo A.D. dijo...

No me he encontrado con ningún piquete "informativo", y lo digo desde mi propia experiencia.

Haciendo una compra en la anterior huelga general, el comercio en el que estaba cerró los instantes en los que pasaba el piquete, porque iban a romper los vidrios, y que cerraban a propósito las tiendas. Y por otro lado, las facultades de Santiago de Compostela, algunos estudiantes no dejan entrar en la facultad, al estar de huelga. ¿Motivo? Pues porque si dejaban entrar nadie haría huelga. No pude recoger libros que necesitaba para una investigación por la huelga, cuando al día siguiente comenzaba un viaje.

¿Son informativos?

Por ello, mi actitud será de trabajar. No admito que se coarte mi decisión personal.