lunes, 23 de abril de 2012

Subida de las tasas universitarias = expulsión de los hijos de los obreros de la universidad

    La subida de las tasas universitarias es una expulsión planificada de miles de jóvenes con menos recursos de la educación universitaria. La orientación de la política de universidades debe ir encaminada a garantizar el derecho de acceso a la misma, indistintamente de los niveles de renta, para facilitar la igualdad de oportunidades de todo el alumnado sin distinciones.

Las medidas puestas en marcha por el Gobierno del PP de Rajoy son un ataque directo a la calidad de la enseñanza y una involución democrática nunca antes vista. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, no conoce las palabras diálogo ni negociación ya que la hoja de ruta ha sido impuesta sin intentar consensuar con las organizaciones representativas de la comunidad universitaria ni con los órganos de gobierno de las universidades.

4 comentarios:

Enrique Casanova dijo...

Es que ya se han cansado los pudientes de que sus vástagos no puedan ir a la Universidad Pública, habida cuenta que está llena de rojazos que no tienen donde caerse muertos, y sin pedigree ni ná. Por eso, igual que sus "agüelicos" "limpiaron España de rojos", ahora ellos pretenden hacer lo mismo en la enseñanza. Ahora le toca el turno a la Universidad, pero luego veremos si no vienen a casa a depurarnos, como en los viejos tiempos.

patchworkdeideas dijo...

No somos ni conscientes de lo que nos queda todavía por ver y por vivir.
Involución con todas las de la ley, y da mucho miedo

Anónimo dijo...

L siento pero discrepo, no podemos seguir mirando hacia otro lado cuando un 30% de alumn@s (Andalucía en Madrid solo un 15-16%) no tiene el titulo de la ESO (que se puede conseguir hasta con 3 asignaturas suspensas), no podemos seguir mirando hacia otro lado cuando un 25% se queda sin terminar la secundaria superior, y quedarnos seguir cerrando los ojos a ese otro 30% que se pasa años y año en la UNI y no termina nunca. Y la inmensa mayoría no porque no tenga la capacidad para hacerlo (un porcentaje muy alto son muy inteligentes que se aburren), sino porque ni ellos se adaptan al sistema ni el sistema les da lo que se necesitan (todo sea por no segregar, maldita palabra que encubre la falta de implicación) Y por desgracia lo único que nos jode es lo que nos cuesta.
Por cierto existen una cosa que se llaman becas. Cuando el h.p. Franco ya las habia (yo y mi marido estudiamos con ellas) solo que habia que esforzarse bastante más que con las de ahora.

prestiti personali dijo...

La crisis en nuestro pais ha afectado diversos sectores y uno de los màs perjudicados es el de educaciòn ,pero el aumento de estas tasas univeristarias se han podido evitar o reducir al minimo.Monica