martes, 5 de junio de 2012

La Marea Verde detiene la construcción de un colegio concertado en Arroyomolinos

    En Arroyomolinos estaba prevista, para el próximo curso, la construcción de un centro concertado de educación infantil, primaria, secundaria y bachillerato en una parcela cedida por la Comunidad de Madrid. Finalmente ese centro concertado NO SE CONSTRUIRÁ. Sin embargo, no existe compromiso de la Administración para construir un centro público o aulario para los alumnos/as no escolarizados.

En el período ordinario que marca la normativa de escolarización el nuevo centro concertado Pasteur, aun no construido, solo recibió una solicitud, en tanto que los cuatro centros públicos de la localidad habían recibido en niños y niñas de 3 años (nuevos alumnos) 350 solicitudes. Y lo mismo ocurría en el resto de tramos. La negativa de la administración a construir el CEIP Nº5 público (que llegó a tener una parcela asignada) supone:

· Una gran cantidad de solicitudes (más de 100) no atendidas en los centros públicos solo en 3 años. Esto ha obligado a aumentar la ratio (al menos a 30 alumnos/as por aula en infantil, incluyendo niños y niñas con necesidades especiales) y habilitar grupos en colegios pensados para una línea dos y grupos de alrededor de 20 niños y niñas. Aun así, quedan muchas solicitudes todavía no atendidas.
· La masificación y la pérdida de espacios en los colegios públicos (y por tanto un deterioro de las condiciones de los que obtienen plaza) y la imposibilidad de elegir la enseñanza pública para los que no la obtienen.
· En otro tramos de edad, prácticamente todas las solicitudes de nuevos alumnos son excluidas.

El centro concertado no satisface la demanda de las familias 
En primer lugar, por el precio de las “aportaciones voluntarias” (tasas) y servicios, pero también por el hecho de que el colegio tiene un marcado perfil religioso. En este centro, del que existen otros dos en Madrid, cada curso se pone a cargo de un matrimonio, que se encarga de la formación en el ideario de los niños y niñas y que también interviene con las familias, asignándose tareas de la comunicación matrimonial y el perfeccionamiento de los padres (como explican en la página web de sus otros colegios en Madrid).

En contraposición a la pluralidad de los centros públicos y su respeto a cualquier opción religiosa, un centro con un ideario restringido, como éste, no puede satisfacer la demanda de la pluralidad de familias de la localidad ni respetar la libertad de pensamiento y religiosa. Pero además, la calidad de los centros educativos públicos de Arroyomolinos es reconocida en toda la localidad.

Ante esta situación, profesorado, familias, representantes de los trabajadores,… hemos exigido la construcción del colegio público número 5. La administración, sin embargo, ha intentado hasta el último momento, ampliar las posibilidades del centro concertado para obtener matrícula: Ha ampliado el plazo de escolarización más de 20 días después de terminado, incluso después de publicada las listas de admitidos, intentando que la angustia de las familias que no encontraban plaza en un centro público o preocupadas por la masificación les llevase al nuevo centro.

Se ha permitido a la empresa de dicho colegio (“laico de inspiración cristiana”) instalarse en dependencias municipales para realizar la matriculación, y se ha tolerado una publicidad engañosa (en la que el colegio indicaba que sería bilingüe, a pesar de que el centro, al no estar aun edificado, no cumple los requisitos para conseguir el programa bilingüe de la Comunidad de Madrid). Pese a ello, las familias se han mantenido firmes en su opción de un centro público y el colegio Pasteur solo ha recibido 9 peticiones fuera de plazo. Por lo tanto, el centro, no se construirá.

La necesidad de plazas educativas en la localidad de Arroyomolinos es crónica, tanto en primaria como en secundaria. La preferencia de las familias por los centros públicos ha quedado de manifiesto reiteradamente: por las opciones de matrícula a lo largo de los años, por la movilización, por las veces en que AMPAS y colegios se han dirigido a la Administración. Desde la Representación legal de los trabajadores también se viene exigiendo la construcción de los centros que la localidad necesita y que garanticen una plaza pública a todos los alumnos/as.

La localidad de Arroyomolinos ha sido elegida por muchas familias, sobre todo por parejas jóvenes, para desarrollar su proyecto de vida y familia y ha sido castigada a lo largo de años por la negativa de la Comunidad de Madrid a dotarles de centros escolares públicos para sus hijos, y empujándoles, pese a sus preferencias, al centro concertado ya existente (Los Arenales, un centro de educación religiosa que segrega a niños y niñas y con una elevada cuota) y ahora, a este nuevo centro, finalmente descartado, también religioso y también con una cuota elevada.

La paralización de este centro concertado es una buena noticia pero no resuelve el problema de los cientos de niños y niñas sin plaza escolar en infantil y en primaria, y genera un problema a las familias que la Administración debe atender.

Hay que exigir a la Administración:
· La construcción inmediata de las aulas de secundaria previstas y del aulario de infantil y primaria que permita la escolarización para el próximo curso de toda la población escolar de Arroyomolinos.
· La planificación de una oferta pública adecuada a las necesidades que Arroyomolinos va a tener en los próximos años en todas las etapas, que garantice la educación de mejor calidad a los alumnos/as de la localidad y respete la preferencia de los padres y madres por una escuela pública de mucha calidad y totalmente gratuita.
· La reversión de la cesión de parcelas y el fin a la política de regalo de terrenos y recursos a empresas privadas, especialmente cuando son empresas de marcado carácter religioso y un modelo educativo incompatible y tremendamente distanciado de las familias.
· Una solución inmediata que ponga fin a la habilitación de espacios para aulas y el incremento de ratio en los centros públicos existentes.
Vamos a seguir trabajando para que tampoco se construyan los centros privados concertados previstos en otras localidades (como Humanes y el barrio de Arroyoculebro en Leganés, donde los centros privados no son demandados y existe una clamor de la población que se ha movilizado, para exigir un centro público). Exigimos que ninguna parcela ni edificio de titularidad pública sea cedido a empresas privadas ni organizaciones religiosas de ningún tipo, y que se destinen los recursos disponibles para atender, desde la enseñanza pública las necesidades educativas.

Por último recordamos la obligación de la Consejería de Educación de hacer cumplir lo que dice la LOE en su artículo 88. 1. Para garantizar la posibilidad de escolarizar a todos los alumnos sin discriminación por motivos socioeconómicos, en ningún caso podrán los centros públicos o privados concertados percibir cantidades de las familias por recibir las enseñanzas de carácter gratuito, imponer a las familias la obligación de hacer aportaciones a fundaciones o asociaciones ni establecer servicios obligatorios, asociados a las enseñanzas, que requieran aportación económica, por parte de las familias de los alumnos.

Gracias a la movilización de todos y todas, gracias a la presión de toda la comunidad educativa, gracias a la firmeza de las familias que han mantenido su petición de un centro público, el conflicto por la escolarización en Arroyomolinos empieza a tener solución y nos indica que, también en un contexto tan adverso, es posible, a veces, ganar. Ahora hay que seguir presionando para conseguir el centro público de primaria y el instituto público que necesitamos para este curso y los próximos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Y qué pasa con las familias que pensamos diferente?, qué pasa con los niños con altas capacidades que necesitan una atención más individual?. qué pasa con las familias que desean que sus hijos estén más cerca de la música, el arte y que su horario laboral les impide llevarlos fuera del cole a la práctica de estas artes? qué pasa a quienes deseamos que un colegio sus hijos puedan estudiar preescolar, primaria y secundaria?

La vida nunca es blanco y negro, hay matices que deben ser cubiertos. Si bien no es justo que los fondos de todos sean utilizados para algunos, qué pasa con esos "algunos", que también son contribuyentes.

Lástima que no abrirá porque aun cuando tardaría un tiempo en estar listos, era una excelente opción.

A los colegios públicos les falta mucho para cumplir las necesidades más básicas. Estaba esperanzada que esta desazón que ha vivido con uno de mis hijos terminará por completo

Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo con tu comentario. Y "algunos" somos un porcentaje muy importante en la sociedad.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo pero solo en parte.
Supongo que serás uno de las 9 personas que han solicitado el nuevo centro, pero aún quedan otras 91 que quedaban al margen.
Partimos de que los recursos de los que disponemos son limitados, y parece, según los datos que figuran en este artículo, que el nuevo centro concertado lo prefería el 9% y el público el 91%.
Quizás el otro concertado pueda incrementar un poco las plazas y atender a las 9 solicitudes pendientes, si cumple con las condiciones de educación que buscas.

yolajb dijo...

En algo sí que parece que estamos de acuerdo. Todas las familias queremos arte, música, espacios abiertos bien cuidados, atención individualizada, ... es decir, lo mejor para nuestros hijos e hijas. Por nuestra parte, los padres y madres que creemos en la escuela púbblica como mejor opción estamos también dispuestas a compartir la piel morena, los síndromes de Down, los autismos, las capacidades diversas, la disrupción, la hiperactividad, y todas esas peculiaridades que tanto nos enriquecen. Ya no lo recuerdo muy bien pero creo que la biblia decía algo de "bienaventurados ...

Anónimo dijo...

Cuánto prejuicio hay en estas páginas...

Anónimo dijo...

Abajo los concertados. ¡¡A cerrarlos todos compañeros¡¡ ¡¡VIVA LA PUBLICA y CCOO¡¡ Abajo los tiranos que tanto daño nos acen a los obreros. Enseñanza publica para todos y para sus hijos tambien para que sepan lo que es ser un obrero. Capitalistas estirados.

Anónimo dijo...

Nos querian engañar. Un colegio laico de inspiración religiosa. Una verguenza. El problema es que quieren que pagemos todos la educación elitista e ideologizada que quieren algunos.