miércoles, 25 de julio de 2012

CCOO y UGT quiere una huelga estatal y CGT, una huelga indefinida madrileña a partir del 17 de Septiembre

    La marea verde no cesa en su lucha. En el curso que viene habrá huelgas. Ya hay distintas propuestas. CCOO y UGT son partidarios de movilizar a todos los docentes españoles al inicio de curso. Es más, estos sindicatos abogan por una respuesta unitaria de la sociedad a los recortes del Gobierno a través de una huelga general. Y CGT llama a la huelga indefinida a los docentes madrileños a partir del 17 de septiembre

El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Francisco García, ha indicado a EL BOLETÍN que su sindicato actuará de acuerdo al sentir del profesorado, y éste no se ha decantado por una huelga indefinida en la Educación madrileña. Al contrario, los docentes de la región son partidarios de “mantener las alianzas sociales que han propiciado el éxito de la Marea Verde estos meses”, es decir, que la comunidad educativa vaya de la mano de padres y alumnos en cualquier protesta que se convoque.

Es más, el escenario que se plantea, según García, es el de convocar una huelga general de todos los sectores, ya que los recortes del Gobierno no afectan sólo a la Educación, sino también a la Sanidad o los Servicios Públicos, entre otros. “Queremos ir a más” y mostrar la “máxima unidad” ante los sucesivos ‘tijeretazos’ del Ejecutivo central y de las administraciones autonómicas, ha sentenciado.

Y en los mismos términos se ha expresado la responsable de comunicación de FETE-UGT Madrid, Virginia Fernández, quien ha indicado a este diario que las “agresiones” que suponen las medidas del Gobierno “van dirigidas a toda la sociedad”, por lo que la respuesta tiene que ser “unitaria, de todos los sectores”. Una movilización que llegará, con toda seguridad, a partir de septiembre.

Estos sindicatos no contemplan, de momento, llevar a cabo una convocatoria como la lanzada por CGT, que ha llamado al profesorado madrileño de todos los tramos educativos a secundar una huelga indefinida a partir del 17 de septiembre.

CGT asegura que, tras un curso de protestas y movilizaciones que no han servido para que Esperanza Aguirre dé marcha atrás en su intento de “desmantelar los servicios públicos, precarizar el trabajo docente, desestructurar la función educativa de los centros” y favorecer la escuela privada, a los que se ha unido ahora el ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha llegado el momento de convocar paros indefinidos para responder de forma “proporcional” a estos ataques.


CGT llama a la huelga indefinida a los docentes madrileños a partir del 17 de septiembre
El Sindicato de Enseñanza de CGT de Madrid llama a la huelga indefinida a los docentes madrileños de todas las etapas y niveles educativos a partir del 17 de septiembre, para "responder con dureza y contundencia" al "ataque a los derechos sociales y laborales de los trabajadores y del conjunto de la ciudadanía".

"El ataque a los derechos sociales y laborales de los trabajadores y del conjunto de la ciudadanía ha llegado a un punto insoportable que nos obliga a responder", ha manifestado la organización sindical a través de un comunicado.

"Hay que responder con dureza y contundencia, iniciando una huelga indefinida y una serie de movilizaciones constantes", precisa el sindicato, que destaca que el curso pasado quedó demostrado "que ya no vale con hacer días de huelga aislados o manifestaciones festivas, y que es imprescindible dar una respuesta contundente para acabar con esta situación".

El Sindicato de Enseñanza de CGT de Madrid acusa al Gobierno del PP, "como antes el PSOE" --añade--, de dar "un paso más en su proyecto político de desmontar el Estado social de derecho, con la crisis como coartada, para implantar un modelo social basado en los principios capitalistas de la libertad completa de mercado".

En este sentido, asegura que para el Gobierno de Mariano Rajoy "salvar los bancos es lo primero y para ello, hace falta desmontar el Estado transfiriendo sus recursos a la empresa privada".

Para la organización sindical, las "consecuencias" pasan por que se ha convertido a los funcionarios en "chivo expiatorio, porque quieren hacer desaparecer el único contrato laboral digno que actualmente existe"; el aumento de alumnos por aula en Educación Infantil, Primaria y Secundaria; la eliminación del profesorado que atiende al alumnado con necesidades educativas especiales; la supresión de modalidades de bachillerato y clases en centros de adultos, y el incremento de las tasas en la enseñanza no obligatoria, mientras se reducen las becas de comedor y material escolar.

"Recortar nuestros salarios, deteriorar nuestras condiciones laborales, reducir drásticamente las plantillas es para ellos la mejor manera de afrontar la crisis. Desvían el dinero de nuestros salarios hacia el pago de la deuda de los bancos y debilitan los servicios públicos", sostiene el Sindicato de Enseñanza de CGT de Madrid.

Asimismo, señala que los dirigentes políticos "dicen que están obligados a hacer lo que hacen y que no hay alternativas, pero mienten". A su juicio, "lo hacen porque ese es su programa político", porque "aprovechan la crisis para imponer un modelo neoliberal de Estado"; porque "quieren suprimir inversiones sociales"; porque "defienden una sociedad basada en la dura competencia, que profundiza en las desigualdades y que protege los privilegios de los capitalistas y especuladores".

"Debemos dejar de pensar que ya nada se puede hacer, que es imposible que el Gobierno dé marcha atrás", dice el sindicato, para agregar que "esto es falso". Así, indica que si se quiere hacer algo hay que hacerlo "ahora".

"La huelga es nuestro derecho individual y nuestra arma colectiva", asevera, y apuesta "por una escuela pública de calidad, laica, inclusiva, autogestionada, de todos y para todos".

No hay comentarios: