viernes, 20 de julio de 2012

Los directores alertan de un nuevo recorte de 600 profesores en Secundaria

    ADIMAD estima que cada Instituto pierde una media de dos docentes

El instituto Rey San Fernando, de Coslada, pierde siete profesores. El Miguel Delibes, de Mejorada del Campo, ocho. El Duque de Rivas, en Rivas-Vaciamadrid, otros tantos. No todos reciben tajos tan grandes, como ocurre en el Juan de Mairena, de Alcobendas, que se queda casi igual que el año pasado. Estos son los cupos para el año que viene que los centros están recibiendo desde la Consejería de Educación de Madrid y que, de media, suponen un recorte de dos docentes por centro, o sea unos 600 en toda la región, según la Asociación de Directores de Madrid (Adimad). Estos se sumarían a los en torno a 2.500 que se perdieron en 2010, un tijeretazo que derivó en la marea verde, con 12 huelgas en los centros madrileños.

La consejera de Educación, Lucía Figar, ha dicho precisamente hoy que la contratación de interinos se hará "en función de las matrículas" y que no habrá cambios como el del año pasado, cuando se implantaron las 20 horas lectivas, informa Efe. El próximo curso se aplica, sin embargo, el aumento de ratios (alumnos por clase) autorizado por el Gobierno central, que persigue reducir la contratación de profesores. CCOO y CSIF respaldan la previsión de recorte de 600 docentes que manejan los directores y que la Federación de Padres de Alumnos (FAPA) Giner de los Ríos incluso eleva al millar, mostrándose muy críticos con esta medida. Adimad, que representa según sus datos al 80% de los directores de institutos públicos madrileños, proclama "su más enérgica protesta por el nuevo recorte en el cupo de profesores". Esto provocará, advierte, "que muchos centros no solo no puedan realizar los desdobles, apoyos o laboratorios que habían podido mantener el curso pasado, sino que en algún caso, con el cupo de profesores asignado, no va a ser posible cubrir las horas de clases fijadas en los currículos".

Aún puede haber cambios de cara al próximo curso. El año pasado, una reducción inicial muy agresiva de hasta 40 docentes en un solo centro, que ascendía en total a 2.500 en la Comunidad, se matizó en septiembre. Pero desde Adimad, los sindicatos y la Giner de los Ríos se destaca que esto continúa agudizando "el desmantelamiento de la educación pública". "Nuevamente la Consejería de Educación, con la improvisación que la caracteriza, lejos de aprender de sus errores, característica propia de las organizaciones inteligentes, vuelve a caer en ellos", concluye el comunicado de los directores."Este nuevo recorte afecta sobre todo a los centros más pequeños, con menos posibilidades de combinaciones", señala Pilar de los Ríos, tesorera de la asociación y directora del Instituto de Educación Secundaria (IES) Palomeras-Vallecas. En su caso solo pierden media jornada laboral de un profesor, pero eso no significa que tengan menos plantilla. El IES Vegas del Jarama, de San Fernando de Henares, se queda, en principio, con "un profesor y medio" menos, pero como tiene un grupo más deberían haberse incorporado docentes (en un número que depende de las características de cada centro), de modo que "en términos reales, seguimos empeorando", advierte Miguel Recio, su director y delegado de CC OO en junta de personal docente de Madrid Este. La rebaja de profesionales también se extendería a Primaria. CSI-F Enseñanza calcula que el próximo año la región perderá en total unos 1.200 docentes, desde los 48.200 que han trabajado este año, entre el 5 y el 7% de ellos interinos (entre 2.400 y 3.300). El curso que viene el porcentaje de interinos se reduce igualmente, según el sindicato, situándose entre el 3 y el 4% de los 47.000 docentes que quedarían, o sea entre 1.400 y 1.800.

Los datos que maneja la FAPA Giner de los Ríos —que se queja de la opacidad de la Consejería sobre estas cifras— recogen que solo en Secundaria trabajaban 20.000 profesores en Madrid el curso 2008-2009, de los que ahora calculan que se ha perdido un tercio (unos 6.700). "Pedimos recuperar esa plantilla porque no puede aceptarse que esto no afecta a la calidad de la enseñanza y solo mejor su eficacia. Eso podría valer para pequeños ajustes, pero no cuando afectan a uno de cada tres profesores", critica José Luis Pazos, presidente de la asociación.

Fuente: http://mareaverdemadrid.blogspot.com.es/2012/07/los-directores-alertan-de-un-nuevo.html