jueves, 26 de julio de 2012

Nuevo ‘tarifazo’ de Esperanza Aguirre, ahora en las escuelas de idiomas

    Esperanza Aguirre parece haberse aficionado a los ‘tarifazos’. Tras la subida del transporte público, la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha fijado en la Educación. Primero elevó las tasas de las guarderías, y ahora ha doblado el precio de matriculación en las escuelas de idiomas, en las que además ha recortado el número de plazas.

El próximo curso estudiar las lenguas ofertadas en estos centros de la región se incrementará desde los 119 euros que costaba el año pasado hasta 269 euros. La Consejería de Educación y Empleo que dirige Lucía Figar ha aumentado el coste de las matrículas, pero también ha reducido el número de plazas en idiomas cuya demanda ha ido en aumento en los últimos años debido a la crisis, como el chino y el alemán.

Una medida contra la que ya se ha levantado la asociación de Profesores de Escuelas de Idiomas de Madrid (Apeoim), que asegura que estos recortes se traducirán en una reducción del número de alumnos porque hay menos profesores para impartir las clases y unas 300 plazas menos a las que acceder.

Los profesores de las escuelas de idiomas de la Comunidad de Madrid vienen denunciando desde hace tiempo los ataques de la Consejería de Educación a las escuelas de idiomas de la región, algo que se incrementará con las nuevas medidas que prepara el Ministerio de Educación, que permitirán el trasvase de estos docentes a los centros de enseñanza de la educación secundaria, bachillerato y formación profesional.

CCOO y UGT ya han denunciado el desmantelamiento de la enseñanza pública de idiomas que está llevando a cabo Esperanza Aguirre, al limitar el acceso libre a estos centros y al acabar con los precios asequibles para todos.

Algo que la Consejería de Educación ha negado, ya que según indica “se ha hecho un reajuste de grupos pero sin que se implique la eliminación de ningún idioma ni ningún nivel”. Asegura que “se contará con todos los (docentes) que hagan falta” para cubrir las plazas en el curso que arranca dentro de dos meses.

1 comentario:

elblogdeluna dijo...

Esto está pasando en todos los lugares de España.Ocurre que las ciudades pequeñas son un objetivo invisible para todos, incluidos los sindicatos. ¿Qué repercusión tiene denunciar la subida de matrícula en la EOI de Calatayud?.Ninguna,al fin y al cabo comprar y vender, en este caso votos.Un saludo