miércoles, 26 de septiembre de 2012

27-S, Jornada de lucha: Comunicado de la Plataforma Regional por la Escuela Pública

    El nuevo curso ha comenzado mientras la crisis política, económica y social de España en su conjunto y de Madrid, en particular, se agudiza. El conflicto que vivimos es estructural, no coyuntural. Las consecuencias de los recortes afectan a la mayoría de la población y afectan en toda España. Los recortes en educación y la contrarreforma educativa que empezaron en Madrid se han extendido a todo el Estado. Esto nos exige coordinar acciones, a nivel estatal, generando respuestas sociales amplias porque se trata de un cambio social y económico contrario a la igualdad y equidad. La educación no es un elemento más. Se trata de un pilar del Estado del Bienestar que están desmantelando y el instrumento esencial para salir de la crisis. Sin educación para todo@s y tod@s no hay futuro.

Los ataques se han generalizado y se han extendido por todo el país. La respuesta tiene que estar en consonancia con esta situación. Acciones y movilizaciones articuladas desde la unidad. Es imprescindible la coordinación y el apoyo de todos los componentes de la Comunidad Educativa. Por otra parte, han de estar enmarcadas en el conflicto social general. El problema es de todos y todas y en todo el Estado, con lo que debemos promover actuaciones lo más conjuntas y generalizadas que demuestren la fuerza de la ciudadanía en su conjunto.

El curso no ha podido empezar con normalidad en las diferentes etapas porque la situación no es normal. Miles de profesores despedidos, centros sin plantillas y sin fondos suficientes, alumnado que quedará excluido de la formación por no tener dinero para pagar las tasas de acceso, así como decenas de miles de familias en situación de emergencia social que pagarán más por el inicio de curso a la vez que han desaparecido las becas y ayudas. En esta situación, llamamos a la unidad de las Comunidades Educativas de los centros para decir NO.

Llamamos a que se realicen asambleas de debate para hablar de los temas que afectan al funcionamiento de los centros, la calidad de la educación y la igualdad de oportunidades: la reducción de docentes, aumento de las ratios, supresión de becas de comedor, nueva normativa de comedores escolares, la supresión de becas de libros y material didáctico, las tasas para acceder a ciclos de FP o Escuelas de
Idiomas o Escuelas Infantiles, supresión de enseñanzas en Escuelas de Adultos…
Salir a la puerta de nuestros centros semanalmente en “Los Miércoles Verdes” todos y todas junt@s para hacer ver en nuestro barrio nuestra problemática y concienciar al que aún no lo esté.

Llamamos a los Consejos Escolares, elemento esencial de la democracia en los centros, a que realicen resoluciones dirigidas a la Administración sobre los recortes y los temas que afectan a familias, alumnado y profesorado. Es de vital importancia que la comunidad educativa se manifieste en los distintos espacios de participación y gobierno en los que están presentes y denuncie los atropellos que se están realizando. Es imprescindible dejar constancia de nuestro rechazo y de que existen otras formas de gestionar la educación. Son medidas unilaterales, sin consensuar, que perjudican el presente de los centros y condicionan el futuro del alumnado. Digamos No y que quede claro que todo lo que pase es exclusiva responsabilidad de un Gobierno que expolia a la mayoría para beneficiar a unos
pocos.

Tras el curso anterior, unidos y movilizados, la lucha de las comunidades educativas por la Escuela Pública tiene que seguir. Estar unidos, ser más fuertes y seguir explicando a la sociedad que sin educación no hay futuro y que sin enseñanza pública no hay cohesión social. Difusión de información en los barrios, en otros servicios públicos, en los transportes, etc… explicando las consecuencias de los recortes en educación y el carácter ideológico de estas medidas que se están aplicando y el modelo de Educación Pública que defendemos.

Debemos seguir denunciando y movilizándonos contra los recortes pero también debemos buscar medidas de actuación pedagógicas contra esta situación para dar respuesta a familias y alumnado que también es una muy buena forma de movilización, dejando claro que la Administración no hace su trabajo para dar las condiciones necesarias pero nosotr@s sí damos respuesta desde la Comunidad Educativa Pública. Por ello durante este curso, y para que estén en funcionamiento al inicio del próximo, debemos trabajar en: poner en marcha cooperativas de familias para la obtención de materiales escolares, promover el trabajo por proyectos y sin libros de texto todo lo que sea posible, realizar actividades educativas “extra” con familias y alumnado relacionándolas con la lucha por la Escuela Pública y sus razones.

Debemos oponernos a la nueva Reforma Educativa, pero desde la propuesta del Modelo Educativo que queremos y no sólo contestando y enmendando la propuesta de Reforma. Tenemos argumentos e indicadores de sobra para ello pues hemos vivido el fracaso del modelo de la Comunidad de Madrid, que es el que potencian esta reforma y los recortes.

La movilización social mantenida durante todo el verano ha continuado. La primera cita ha sido el 15 de septiembre. Llegaron a Madrid, procedentes de toda España, ciudadanos y ciudadanas que rechazan los recortes, rechazan la pérdida de derechos y libertades que estamos sufriendo y exigen un Referendum para un programa de gobierno diferente que el que se llevó a las últimas Elecciones Generales. Esta marcha promovida por las organizaciones sindicales y organizada por una Plataforma social y ciudadana que cuenta con más de 500 organizaciones fue una confluencia de todas las mareas que rechazan unas políticas cuyo resultado es llevar a la ruina a un país entero.

Si el Gobierno de España no escucha y no consulta a la ciudadanía sobre estas políticas y sobre el rescate, el reto que tenemos por delante es conseguir que esa consulta se realice y emplazamos a apoyar la organización de la misma tal y como los agentes sociales plantean. La comunidad educativa tenemos que ser una parte muy activa de esa convocatoria porque la educación pública es uno de los objetivos más claros de los recortes en España y porque sin educación no habrá ninguna salida de esta crisis en la que nos han metido.

Además, las Comunidades Educativas debemos seguir extendiendo el eco de nuestra protesta y de nuestras propuestas a través de movilizaciones a las que estén llamadas todas las etapas y enseñanzas y etapas educativas de toda España.

El 27 estamos llamados a una jornada de lucha. En Madrid esa jornada de lucha se ha concretado en una manifestación por la Enseñanza Pública de toda la Comunidad Educativa Pública de todas las etapas incluida la Universidad, el recorrido será de Neptuno a Sevilla y comenzará a las 18:30 h.

En el horizonte están otras movilizaciones que, con toda probabilidad, se irán concretando sin descartar ninguna de las posibilidades existentes, en todo caso, para esta Plataforma es esencial mantener lo conseguido el curso pasado: unidad de las Comunidades Educativa. En este curso que empieza tenemos la responsabilidad de continuar la lucha porque no podemos parar hasta que alcancemos nuestros objetivos y para ello es imprescindible que nos mantengamos unidos y trabajemos en una estrategia que permita sumar a más personas que rechazan los recortes de derechos y libertades, la privatización de la educación y la desigualdad de oportunidades. Somos más y tenemos razón.

¡Mucho ánimo y mucha fuerza para este curso que empieza!

No hay comentarios: