domingo, 10 de marzo de 2013

Figar en contra de la experiencia para la la regulación de las listas de interinos

    En la reunión de la Mesa Sectorial del viernes 8 de marzo, con el único punto del día de la "ordenación y formación de las de las listas de aspirantes a interinidad", se nos ha entregado a las Organizaciones Sindicales un único papel, con la regulación que la Consejería va a establecer para las listas a aspirantes a interinidad. En este documento se contempla que (os lo adjuntamos escaneado):

Las listas estarán compuestas sólo por los aspirantes que habiendo superado la fase de oposición no obtuvieran plaza en el proceso selectivo en alguna de las dos últimas convocatorias, y con el siguiente baremo con una puntuación total de 10:

-Hasta 8 puntos para la nota de oposición (contando la mejor entre los dos últimos procesos selectivos).
-Hasta 1,5 puntos para la experiencia docente (hasta un máximo de 5 años con 0,3 puntos por año).
-Hasta 0,5 puntos para otros méritos, desglosado en 0.25 para el expediente académico y 0.25 para quién acredite un C1/C2 del conocimiento de otro idioma.
Con la presentación de este chapucero y exiguo documento, la administración educativa da por concluida la supuesta “negociación”. Ha confirmado que lo va a legislar por Decreto.

No han explicado cuál será el procedimiento para cubrir las contrataciones cuando se acaben las listas que van a formar. La situación de facto es de desregulación del empleo público en la docencia de Madrid, ya que todos los que no aprueben quedan, de hecho, excluidos de las listas y las contrataciones posteriores quedan en un limbo jurídico, en el que los aspirantes no tienen reconocido ningún derecho.

La Administración ha mantenido su postura en este tema, a pesar de la unanimidad en el rechazo de todas las organizaciones sindicales, demostrando, una vez más, que no tiene en cuenta a nadie, ni tienen respeto a ningún colectivo. Sus medidas de política neoliberal salvaje no atienden a ningún criterio ni análisis razonable y van en contra de cualquier criterio lógico de selección de profesorado o calidad educativa, incluyendo las recomendaciones de la OCDE.

La Consejería destruye con esta medida el sistema de acceso a la función pública docente tal y como lo hemos conocido. Sustituyen el modelo equilibrado y estructurado del Acuerdo Sectorial por la desregulación de criterios y procedimientos, la arbitrariedad y la rotatividad en las contrataciones del profesorado, generando inseguridad entre los trabajadores/as, al desconocer las formas de acceso y una pérdida de calidad educativa.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola, hemos agregado un trackback (enlace hacia este artículo) en el nuestro ya que nos pareció muy interesante la información detallada pero no quisimos copiarla, sino que nuestros lectores vengan directamente a la fuente. Gracias... reporte gratis